¿No temeré mal alguno?

Partamos de el Salmo 23 que dice: “”4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.””

¿Por qué saco a colación este salmo en particular? La respuesta es muy simple y tomando como partida la recién visita del Papa-natas a España; veamos lo que hemos encontrado en la red: 

  1. El Papa-natas Móvil: Caracteristicas
  2. La enorme seguridad en torno a su visita: algunos datos

Cuando algún fanatiquillo nos cuestiona sobre las pruebas de que dios no existe, siempre hemos afirmado que la prueba de carga esta en quien afirma, no en quien lo niega; y es aquí donde les damos las gracias por demostrarnos que dios no existe.

Si realmente existiese ese dios, ¿no creen que realmente se dedicaría a proteger a su representante?, a demostrarnos a nosotros los ateos que no importa en donde se pare el tal Ratzinger Z, dios lo cuidaría de balas, amenazas de bomba y demás peligros.

Pero al final, hasta el mismo papa-natas tiene que usar sistemas de seguridad y utilizar la guardia civil para PROTEGER SU INTEGRIDAD… Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo.

Me uno a las miles de voces que criticaron y seguirán criticando a un líder que de moral tiene lo que yo de físico-nuclear.

OVNIS y realidades

Desde hace tiempo he estado insistiendo en el tema de que el término o siglas OVNI, de ninguna manera es sinónimo de NAVE ESPACIAL EXTRATERRESTRE con seres inteligentes a bordo, tal como lo aseveran gente de la calaña de Jaime Maussan, Iker Jimenez y demás séquito de robadores de oxígeno.

Vayamos a la definición más simple y pura de las siglas OVNI: Objeto Volador No Identificado.  Si viajamos a los años 50 en Estados Unidos de Norteamérica, el ambiente dominante es el siguiente: recién ha terminado un conflicto militar que mostró al mundo la capacidad destructiva del ser humano, e iniciándose una carrera armamentística que padecemos hasta nuestros días.

La paranoia es el común denominador de las personas, reflejada en invasiones por parte de los “enemigos”, por lo que había que desviar la atención ¿de qué forma? Pues inventando historias de invasores de Marte o algún otro planeta.

Teniendo estos antecedentes, es normal que los Gobiernos oculten el desarrollo armamentístico, apoyando claramente estas “teorías de la conspiración”, distractor perfecto para encubrir las pruebas de artefactos novedosos.

Imaginemos por un momento que estamos en 1950, los modelos de aviones que toda la gente conocía eran aquellos impulsados por una hélice, aunque ya se conocía e incluso los alemanes ya contaban con aviones a reacción, eran totalmente desconocidos para el resto.

Para ese entonces Estados Unidos ya trabajaba en un prototipo de avión a reacción con un diseño simplemente fuera de todo lo cotidiano: el Blackbird.  Imaginemos al piloto promedio acostumbrado a ver un avión de hélice ver este prototipo, lo que bien sabemos es que está viendo un OVNI, y no por ello es de origen extraterrestre o tripulado por marcianitos verdes, era algo totalmente desconocido y no identificado por el piloto habitual.

Tuvieron que pasar años para que este nuevo modelo de avión dejara de ser No Identificado, y dejar de ser un OVNI para pasar a formar parte de lo habitual.

Hoy en día sigue pasando lo mismo, mucha gente dice ver OVNIS pero nosotros sabemos, con base en ésta y otras experiencias similares, que la mayor parte son aviones prototipo con tecnología de punta, a niveles totalmente desconocidos para el ciudadano promedio, tal es el caso del nuevo prototipo de avión FALCON HTV-2, que es capaz de volar a MACH 20… muy rápido.

¿Qué pensara un piloto de un F14 volando a Mach 2 ver un artefacto de forma triangular volando a Mach 20 o un ciudadano que caminando ve el destello de un objeto triangular? La diferencia entre un ser pensante y el que no… es que unos pensaran en prototipos aéreos, los demás pensarán en hombrecitos verdes.